¡Ya ha empezado el Prix de Lausanne!

Como viene siendo habitual desde hace ya muchos años, a finales de enero se celebra el prestigioso Prix de Lausanne.  El Prix de Lausanne es una competición internacional de danza que se celebra anualmente en Lausanne. Se trata de una competición para jóvenes bailarines  que buscan seguir con una carrera profesional en el ballet clásico. Se ha de decir que  muchos ganadores de está competición fueron grandes estrellas del panorama internacional de la danza o lo están siendo, entre ellos podemos encontrar a Alessandra Ferri, Alina Cojocaru, Diana Vishneva o José Carlos Martínez.

El concurso está gestionado por una fundación sin ánimo de lucro y organizado por la Fundación en faveur de l’Art chorégraphique además de mantenerse gracias a la ayuda de varios patrocinadores y donantes. Los premios que se ofrecen a los candidatos son los siguientes:

  • Beca Prix ​​de Lausanne  – Consiste en una beca de matrícula gratuita de un año y la suma de CHF 16.000, en diez cuotas mensuales, para gastos de manutención durante el año  de estudios en alguna de las instituciones que están adscritas.
  • Beca aprendiz Prix ​​de Lausanne – consistirá en una beca de bailairín aprendiz de un año para los premiados más de 17 y la suma de CHF 16.000 en diez cuotas mensuales para gastos de manutención, en una de las siguientes compañías.
  • Premio de Danza Contemporánea – consiste, por supuesto en estudios dedanza contemporánea en una de las instituciones asociadas y cubre tanto los gastos de viaje y estancia.
  • Premio al Mejor Candidato suizo – consiste en un precio en efectivo de CHF 2500 otorgado al mejor finalista residente en Suiza y haber entrenado en Suiza durante al menos 3 años antes de la competición.

Además todos los finalistas obtienen plazas en cursos de verano de manera gratuita (gastos de viaje y alojamiento no incluidos) y reciben un diploma y una medalla. Los finalistas no ganadores de ningún premio reciben uno de consuelo de CHF 1000 en efectivo.

Se ha de decir que el Pirx es una gran oportunidad no solo por los premios materiales, ya que durante la semana del concurso reciben masterclasses de los más prestigiosos bailarines y coreógrafos a nivel mundial. Finalmente el sábado día 1 de febrero se celebrará la final de este concurso y podremos descubrir futuros talentos del mundo del ballet además de descubrir quienes son los afortunados ganadores de las becas.La final se podrá disfrutar gratuitamente online a través de la página web del Concurso.

Aquí os dejo el vídeo de la final del año pasado:

Nuevo fichaje para el English National Ballet: Alina Cojocaru

Hace unas horas se anunció que la bailarina rumana, Alina Cojocaru se uniría a la troupe del English National Ballet al comienzo de la próxima temporada 2013-2014. Con ello, ya queda esclarecido el futuro de esta bailarina que además continuará como artista invitada en el Ballet de Hamburgo y el American Ballet Theatre.

Cojocaru ha hecho unas declaraciones:

”Estoy muy entusiasmado por formar parte del English National Ballet la próxima temporada. Me siento atraída por todas las oportunidades que ofrece el repertorio, la combinación de los clásicos y la oportunidad de trabajar con coreógrafos que realmente admiro. Siempre me ha gustado actuar en el Reino Unido y estoy encantada de que el English National Ballet me de la oportunidad de llegar a nuevos públicos fuera de Londres. No me asustan los retos, y espero todo lo que el futuro traiga consigo. Comparto la pasión de Tamara hacia el arte, y estoy emocionada acerca de todo lo que está por venir “.

Además Tamara Rojo (directora artística de la compañía), ha expresado su alegría por la nueva incorporación. ”Estoy muy contenta de dar la bienvenida a Alina, ella es una de las bailarinas que más admiro. Su exquisita técnica, cualidades dramáticas y su maestría han sido una constante fuente de inspiración para muchos, incluyéndome a mí. Sé que los bailarines de la Compañía estarán encantados de tener un artista de su talla entre nosotros y estoy segura de que podemos ofrecer a  Alina los retos y oportunidades artísticas que ella busca “.

Se ha de decir que la incorporación de Cojocaru, refuerza el proyecto empezado por Tamara Rojo de ”modernización” y consolidación de la compañía. A pesar de todas las polémicas entre ambas bailarinas, la unión de ambas en los escenarios y junto a otras estrellas de la compañía como Vadim Muntagirov y la veterana Daria Klimentova, pueden conseguir que potenciar el interés hacia la compañía a nivel internacional y hacer que su estatu pueda llegar a equipararse con el de su vecino el Royal Ballet de Londres.

Alina Cojocaru, Tamara Rojo y Sarah Lamb en Dancers at the Gathering

¿Cuál es el futuro del Royal Ballet?

Tras el repentino anuncio de la marcha de Alina Cojocaru y Johan Kobborg del Royal Ballet y su última actuación en la Royal Opera House el pasado día 5 de junio, todo el mundo de la danza se pregunta cuál será el futuro de la compañía británica.

La despedida de esta gran pareja el pasado miércoles del escenario londinense, emocionó tanto al público como a los propios bailarines como Federico Bonelli, que vivieron esa mágica e historia noche en el mismo teatro. Para todos aquellos que no tuvimos la oportunidad de poder disfrutar de esa actuación,nos tuvimos que conformar con las reacciones del público a través de las redes sociales. No hubo medio que no se hiciera eco de la noticia y no publicase a cerca del tema.

Alina Cojocaru Y Johan Kobborg en su despedida el pasado 5 de junio

La preocupación no se debe únicamente a la partida de Cojocaru y Kobborg, ya que también con esta producción de Mayerling se van otras dos estrellas emblemáticas del Royal Ballet, Mara Galeazzi y Leanne Benjamin. Ambas estrellas han dedicado 21 años de su carrera al Royal Ballet y gran parte de ellos como bailarinas principales.

El caso de Benjamin es muy llamativo, ya que su retirada viene a la edad de 49 años, una edad a la que cualquier bailarín ya ni se imaginaría estar pisando un escenario, mientras que Galeazzi se despide de los escenarios a los 39. Se trata de una semana ajetreada ya que tras la despedida del día 5, el próximo día 13 será Mara Galeazzi la que se despida y Benjamin el 15.

Ahora bien, lo que más inquieta es saber como Kevin O’Hare va a poder ”suplir” estas bajas tan importantes en la compañía. Al fin y al cabo dentro de la formación únicamente quedan como estrellas potentes, consagradas y con un gran número de roles a sus espaldas Marianela Núñez y Sara Lamb. Hay casos como los de los británicos Lauren Cuthbertson y Edward Watson, que son muy populares entre el público pero que todavía no alcanzan en técnica y experiencia a Núñez y Lamb.

Mara Galeazzi, Marianela Núñez, Lauren Cuthbertson y Rupert Pennefather en Serenade

Aunque la llegada de Natalia Osipova, hacía ver que la formación inglesa tenía intención de convertirse en una ”bomba” artística, ahora más bien la llegada de la rusa se ve como una ayuda necesaria para tratar mantener el estatus actual del Royal Ballet.

El gran problema es que con la marcha en los últimos meses de Tamara Rojo, Serguei Polunin y las que se suman ahora, se van a tener que promover bailarines solistas como la dulce Yuhui Choe o Hikaru Kobayasi a estrellas.

Esto es una gran oportunidad para los mismos, el problema es que al fin y al cabo, para acceder al rango de estrella se debe tener ya un ”historial” y no pueden nombrarse bailarines en estrella así al tun tun y sin ninguna conciencia, ya que al fin y al cabo lo único que se conseguiría sería perjudicar tanto al bailarín como a la compañía, que a su vez perdería calidad.

En resumen, O’Hare tiene que llevar esta situación lo mejor posible, y si se requiere ascender a los bailarines, que estos cumplan con las características y los objetivos que busca la compañía en ellos, y no buscar simples recambios a las estrellas que parten.

Alina Cojocaru y Johan Kobborg abandonan el Royal Ballet de Londres

La bailarina rumana más apreciada en el mundo del ballet, Alina Cojocaru, y su prometido el bailarín danés Johan Kobborg, abandonarán la compañía británica al finalizar esta temporada 2013-2014.

Esta información se ha hecho pública a través de la página de facebook personal de Johan Kobborg, hace tan solo unas horas. En el mensaje escrito por el bailarín, determina que la fecha elegida para su adiós a la Royal Opera House, será el próximo 5 de junio y se despedirán del público inglés con una emotiva representación de Mayerling, obra que la bailarina rumana no interpreta desde su durísima lesión allá por el año 2008. Aunque se ha de decir que su ultima actuación como bailarines del Royal Ballet, será el día 12 de julio durante la gira que realizará la compañía en Tokio.

En dicho mensaje, el bailarín no ha determinado cual será el futuro de ambos, pero que el objetivo es poder alcanzar nuevas metas artísticas y que en poco tiempo anunciarán oficialmente sus futuros planes.

Ambas estrellas, entraron en la compañía en el año 1999, él en categoría de Principal dancer mientras que ella entró como componenete del cuerpo de baile. Cojocaru, se convirtió en Principal dancer en 2001, siendo una de las promociones a estrella más rápidas en la historia de dicha compañía. Desde ese año, ambos han bailado juntos en la gran parte de las obras en las que han participado y son reconocidos como una de las mejores parejas del mundo de la danza, habiendo sido incluso comparados con la pareja Fontein-Nureyev.

Para el Royal Ballet, la marcha de esta pareja supondrá una gran pérdida artística, ya que muchos aficionados, como por ejemplo yo misma, soñábamos con poder acudir a la Royal Opera House y poder disfrutar de estos grandes bailarines en Giselle (uno de los papeles más importantes y reconocidos de Cojocaru).

Pase lo que pase esto no significa una retirada sino que es un simple cambio de aires para ambos bailarines, que desean descubrir nuevos horizontes artísticos.

P.D: Siento la falta de publicaciones en el blog durante este tiempo, es que estoy realmente liada con la universidad y los exámenes. Para un futuro, intentaré no estar tanto tiempo sin publicar.