Nuevo fichaje para el English National Ballet: Alina Cojocaru

Hace unas horas se anunció que la bailarina rumana, Alina Cojocaru se uniría a la troupe del English National Ballet al comienzo de la próxima temporada 2013-2014. Con ello, ya queda esclarecido el futuro de esta bailarina que además continuará como artista invitada en el Ballet de Hamburgo y el American Ballet Theatre.

Cojocaru ha hecho unas declaraciones:

”Estoy muy entusiasmado por formar parte del English National Ballet la próxima temporada. Me siento atraída por todas las oportunidades que ofrece el repertorio, la combinación de los clásicos y la oportunidad de trabajar con coreógrafos que realmente admiro. Siempre me ha gustado actuar en el Reino Unido y estoy encantada de que el English National Ballet me de la oportunidad de llegar a nuevos públicos fuera de Londres. No me asustan los retos, y espero todo lo que el futuro traiga consigo. Comparto la pasión de Tamara hacia el arte, y estoy emocionada acerca de todo lo que está por venir “.

Además Tamara Rojo (directora artística de la compañía), ha expresado su alegría por la nueva incorporación. ”Estoy muy contenta de dar la bienvenida a Alina, ella es una de las bailarinas que más admiro. Su exquisita técnica, cualidades dramáticas y su maestría han sido una constante fuente de inspiración para muchos, incluyéndome a mí. Sé que los bailarines de la Compañía estarán encantados de tener un artista de su talla entre nosotros y estoy segura de que podemos ofrecer a  Alina los retos y oportunidades artísticas que ella busca “.

Se ha de decir que la incorporación de Cojocaru, refuerza el proyecto empezado por Tamara Rojo de ”modernización” y consolidación de la compañía. A pesar de todas las polémicas entre ambas bailarinas, la unión de ambas en los escenarios y junto a otras estrellas de la compañía como Vadim Muntagirov y la veterana Daria Klimentova, pueden conseguir que potenciar el interés hacia la compañía a nivel internacional y hacer que su estatu pueda llegar a equipararse con el de su vecino el Royal Ballet de Londres.

Alina Cojocaru, Tamara Rojo y Sarah Lamb en Dancers at the Gathering

Advertisements

La CND en el Teatro de la Zarzuela: en Punta’s

El pasado día 18 fui al Teatro de la Zarzuela para disfrutar de la Compañía Nacional de Danza (CND) con dos invitados estelares: Lucía Lacarra y Marlon Dino. Tal y como sucedió en la gala del mes de marzo en el Real, fueron estos dos bailarines los que más alegrías dieron al público, aunque esta vez sus apariciones fueron sublimes y superaron con creces las realizadas en la gala del 14 de marzo.

En aquella ocasión eligieron el paso a dos del cisne blanco de Ray Barra y además formaron parte del elenco de Sonatas, de José Carlos Martínez como pareja principal. Pero esta vez eligieron el bellísimo paso a dos de la Dama de las Camelias de Neumeier y además de ”Tres Preludios” de Ben Stevenson (ya incluida en el programa de la CND).

En el caso de ”Tres Preludios” consiguieron que a pesar de que ya la hubiéramos visto (eso sí con otro cast), descubriéramos toda la perfección de la pieza además de la increíble expresividad de los brazos y ”maleabilidad” de la bailarina guipuzcoana. El público emocionado les proporcionó una gran ovación al finalizar.

Aunque se ha de decir que el Paso a dos de la Dama de las Camelias, no fue menos la verdad. Fueron unos 8 minutos de perfección coreográfica e interpretativa envuelto en un torbellino de emociones. Tal es así, que una vez terminó, el público comenzó a vitorear y ovacionar e incluso se escuchó más de un bravo proveniente del público.

Aquí incluyo algunos extractos de este paso a dos, grabados durante el pase de prensa.

 

Con relación a la CND y sus bailarines, he de decir que vi a  la formación mucho más sólida que en marzo. En Who Cares? de Balanchine, a pesar de ser el segundo elenco hicieron un gran papel, a excepción de Ryan Ocampo, que no estuvo muy fino esa noche y le faltó limpieza y precisión en tanto saltos como piruetas. Por otro lado, Natalia Muñoz y Yae Gee Park demostraron una energía rebosante y un buen acercamiento a la técnica Balanchine.

Además nos deleitaron con un muy buen llevado, Herman Scherman de William Forsythe. He de decir, que en un principio, era la pieza que menos me convencía del programa debido a la música, La coreografía de Forsythe siempre me ha parecido muy atractiva e interesante, pero no acompañada de una música tan ecléctica. Pensaba que se me ”haría largo”, pero finalmente en directo la unión de la música con la coreografía de forsythe (clásica, pero con un uso contemporáneo del torso) hizo que se disfrutase mucho de esta pieza.

Tengo que añadir que el momento  en el que el bailarín aparece con la falda amarilla diseñada por versace, se dio un hecho muy cómico: el público, conformado por gente de mediana y avanzada edad, lanzaron escandalosas carcajadas debido al shock de ver tal indumentaria.

 

La última pieza fue Sonatas, coreografía de Martínez que se emplea para cerrar los programas. Se trata de una pieza coral en la que participa todo el elenco y en la que los bailarines deben demostrar toda tu potencia y técnica.

Es necesario decir que, poco a poco se van viendo grandes avances en la consolidación del proyecto  CNDClásica. Aunque todavía queda mucho camino por realizar, pero la mejora llevada a cabo en tan solo en unos meses, auguran un buen futuro a la compañía. Como siempre, esto es de agradecer al actual directo, José Carlos Martínez por la ardua tarea que está llevando a cabo.

Ante todo lo que se debe buscar es versatilidad, la escisión de la CND en dos ramas, la clásica y la contemporánea, se realizó para poder dar impulso al proyecto clásico. Se debe conseguir que la CNDClásica alcance un buen nivel y que en un futuro, esperemos no extremadamente lejano, podamos ver las grandes producciones clásicas y no únicamente pasos a dos o extractos de los mismos. ¡El público tiene hambre de ballet!

¿Cuál es el futuro del Royal Ballet?

Tras el repentino anuncio de la marcha de Alina Cojocaru y Johan Kobborg del Royal Ballet y su última actuación en la Royal Opera House el pasado día 5 de junio, todo el mundo de la danza se pregunta cuál será el futuro de la compañía británica.

La despedida de esta gran pareja el pasado miércoles del escenario londinense, emocionó tanto al público como a los propios bailarines como Federico Bonelli, que vivieron esa mágica e historia noche en el mismo teatro. Para todos aquellos que no tuvimos la oportunidad de poder disfrutar de esa actuación,nos tuvimos que conformar con las reacciones del público a través de las redes sociales. No hubo medio que no se hiciera eco de la noticia y no publicase a cerca del tema.

Alina Cojocaru Y Johan Kobborg en su despedida el pasado 5 de junio

La preocupación no se debe únicamente a la partida de Cojocaru y Kobborg, ya que también con esta producción de Mayerling se van otras dos estrellas emblemáticas del Royal Ballet, Mara Galeazzi y Leanne Benjamin. Ambas estrellas han dedicado 21 años de su carrera al Royal Ballet y gran parte de ellos como bailarinas principales.

El caso de Benjamin es muy llamativo, ya que su retirada viene a la edad de 49 años, una edad a la que cualquier bailarín ya ni se imaginaría estar pisando un escenario, mientras que Galeazzi se despide de los escenarios a los 39. Se trata de una semana ajetreada ya que tras la despedida del día 5, el próximo día 13 será Mara Galeazzi la que se despida y Benjamin el 15.

Ahora bien, lo que más inquieta es saber como Kevin O’Hare va a poder ”suplir” estas bajas tan importantes en la compañía. Al fin y al cabo dentro de la formación únicamente quedan como estrellas potentes, consagradas y con un gran número de roles a sus espaldas Marianela Núñez y Sara Lamb. Hay casos como los de los británicos Lauren Cuthbertson y Edward Watson, que son muy populares entre el público pero que todavía no alcanzan en técnica y experiencia a Núñez y Lamb.

Mara Galeazzi, Marianela Núñez, Lauren Cuthbertson y Rupert Pennefather en Serenade

Aunque la llegada de Natalia Osipova, hacía ver que la formación inglesa tenía intención de convertirse en una ”bomba” artística, ahora más bien la llegada de la rusa se ve como una ayuda necesaria para tratar mantener el estatus actual del Royal Ballet.

El gran problema es que con la marcha en los últimos meses de Tamara Rojo, Serguei Polunin y las que se suman ahora, se van a tener que promover bailarines solistas como la dulce Yuhui Choe o Hikaru Kobayasi a estrellas.

Esto es una gran oportunidad para los mismos, el problema es que al fin y al cabo, para acceder al rango de estrella se debe tener ya un ”historial” y no pueden nombrarse bailarines en estrella así al tun tun y sin ninguna conciencia, ya que al fin y al cabo lo único que se conseguiría sería perjudicar tanto al bailarín como a la compañía, que a su vez perdería calidad.

En resumen, O’Hare tiene que llevar esta situación lo mejor posible, y si se requiere ascender a los bailarines, que estos cumplan con las características y los objetivos que busca la compañía en ellos, y no buscar simples recambios a las estrellas que parten.

La CND en el Real: Romeo y Julieta

El pasado día 20 asistí al Teatro Real para disfrutar de Romeo y Julieta de Goyo Montero de La Compañía Nacional de Danza(CND). He de decir que lo que me impulsó a ir fue la visita a las instalaciones de la CND y disfrutar de un pase completo de la obra. Fue tal la emoción que me transmitieron que decidí ir al Real a disfrutar de la producción al completo.

Era la primera obra completa que se representaba desde la llegada de José Carlos Martínez hace ya aproximadamente un año y medio. Con relación a la producción, se vio una CND cómoda y en su estilo. Con  una escenografía muy minimalista, que se ceñía básicamente a unos andamios laterales, dos paneles que se desplazaban a lo largo del escenario según los requerimientos de la escena y algunos telones para la danza de los caballeros.

Con relación a la iluminación se puede decir que estéticamente era muy interesante y bonito, gracias a ellas uno percibía perfectamente el ambiente de cada escena. Aunque se ha de decir que al estar la gran parte de la obra en casi penumbra, esto dificultaba poder percibir las expresiones o incluso disfrutar al completo de la coreografía, ya que estabas más centrado en poder ver algo que en los bailarines en sí.

Tal vez ese fue el motivo por el cual me emocionó mucho más el pase sin ningún tipo de ornamento cuando fui a la Sede de la CND que la producción al completo del día 20. Además en aquella ocasión pudimos disfrutar del primer elenco con: Aleix Mañé, Marina Jiménez, Allan Fallieri y Elisabet Biosca, mientras que el sábado pasado actuaba el segundo elenco con: Lucio Vidal, Kayoko Everhart, Ryan Ocampo y Mar Aguiló.

Realmente se pudo ver a un Romeo y Julieta que emocionaron, pero  la escena final del suicidio de Julieta fue mucho menos emotiva que la de Marina Jiménez y la complicidad existente entre Mañé y Jiménez estaba totalmente desaparecida entre Vidal y Everhart.

En conclusión, fue una producción muy interesante desde el punto de vista estético pero desde el punto de vista interpretativo le faltó intensidad a los papeles principales, cosa que pudo ser por encontrarnos ante el segundo elenco y la dificultad de poder percibir bien las escenas por la iluminación.

El misterio Polunin, el ”chico malo” del ballet

Cuando parecía que Sergei Polunin volvía a llevar una vida repleta de danza, sana y madura, el bailarín ucraniano nos ha vuelto a sorprender. Esta vez ha sido ”huyendo” de Londres, en plenos ensayos para la nueva obra de Peter Schaufuss, Expreso de medianoche. Polunin despareció a tan solo cuatro días del estreno en el London Coliseum y hasta ayer día 9 no se supo de su paradero Polunin según un portavoz del Ballet Stanislavsky, se encuentra sano y salvo en Moscú,tras su repentina huida de Londres.

Durante estos días han ido saliendo más detalles un tanto escabrosos del bailarín, como por ejemplo el tema de la autolesión como manera que tenía el bailarín para sentir adrenalina y poder abstraerse de un día a día gris y taciturno. También admitió haber actuado habiendo consumido cocaína, pero que este ya no era un hábito en el. Hemos de recordar que en enero del año pasado también abandonó repentinamente el Royal Ballet. En este caso aparecieron muchos motivos para su huida, insatisfacción artística y monetaria, un carácter rebelde, depresión por haberse separado de su novia, la bailarina Helen Crawford o incluso se llegó a decir que lo había dejado para fundar un local de tatuajes.

Lo que si está claro es que el caso de Sergei Polunin es el típico de juguete roto. Ascender a Bailarín principal tan solo a los 19 años, convirtiéndose así en el Bailarín Principal más joven de la historia del Royal Ballet. Tenía un futuro prometedor, el cual poco a poco se va oscureciendo. Primero con su espantada en 2012 y ahora con esta nueva huida. También se ha de decir que sus pretensiones de vida eran las propias de un niño, hacerse muy famoso, ganar mucho dinero y tener tiempo para pasárselo muy bien. Hay que tener en cuenta que en el mundo del ballet, los objetivos vitales que Polunin buscaba no son posibles. Se trata de empleo muy mal remunerado, con muchas horas de trabajo, una gran jerarquía que hay que respetar y poco reconocimiento por el mainstream.

Lo único que el público espera es que este bailarín de elegancia y técnica equiparada a las de los increíbles Nureyev o Baryshnikov, consiga ya de una vez por todas solucionar sus problemas y que podamos disfrutar de un Sergei Polunin feliz. Y si además es bailando, mejor que mejor.

Natalia Osipova bailarina principal del Royal Ballet

Hace unas horas que el Royal Ballet anunció que Natalia Osipova se uniría a la compañía en calidad de Principal Dancer. Hasta ahora era Guest artist (artista invitada), pero a partir de la temporada 2013/2014 la bailarina rusa participará a lo largo de toda la temporada con el ballet londinense e interpretando todo el repertorio programado. En los últimos meses la bailarina ya había pasado un tiempo bailando en dicha compañía, como por ejemplo el Lago de los cisnes allá por el mes de octubre, un par de días antes de su actuación con el American Ballet en el Liceu de Barcelona en Don Quijote.

En su compañía actual, el Mikhailovsky pasará a ser artista invitada de igual manera que lo es ya y lo seguirá siendo en la Scala de Milan y el American Ballet.

Por otro lado el futuro de su pareja fuera y dentro del escenario, Ivan Vasiliev, es todavía incierto. Se rumorea que también abandonará el Mikhailovsky y que durante un tiempo trabajará como freelance, pero aún no hay nada confirmado.

Lo que está claro es que el Royal Ballet ha tratado de llenar el hueco dejado en la formación por parte de Tamara Rojo y el bailarín ucraniano Serguei Polunin. Osipova dará la energía necesaria a ese Don Quijote que después de 10 años va a volver a representar el Royal Ballet, parece que a estos les viene que ni pintado la nueva incorporación de la bailarina rusa. En mi opinión también a ella le vendrá bien para verse en otras piezas, como por ejemplo las de Ashton, MacMillan y el coreógrafo residente actual del Royal Ballet, Wayne Mcgregor.

Una mañana con la CND

Hace unos días se publicó en la web de la Compañía Nacional de Danza(CND) que se volvían a hacer dos días más de jornadas de puertas abiertas. En este caso me decidí a enviarles un mail para poder ir, ya que el resto de ocasiones no me había venido bien las fechas.

He de decir que ésta ha sido una gran oportunidad, poder asistir a una clase con la CND, poder ver Romeo y Julieta Goyo Montero( íntegramente y con vestuario, a pocos días de su estreno en el Real) y además recibir un tour guiado por las instalaciones de la mano de Jose Carlos Martínez, es todo un lujazo. Con relación a la compañía, durante la clase se ha podido percibir muy claramente las diferencias en técnica clásica entre los bailarines. He de decir que incluso ha habido algunas chicas que me han llamado bastante la atención. Con respecto a la obra de Montero he de decir que si en un principio me mostré un tanto reticente, conforme se ha ido desarrollando la acción me he ido animando más llegando incluso a tener los ojos vidriosos con la muerte de Julieta, ya que la interpretación de Marina Jiménez era realmente buena. Después de esta visita, decidí irme a comprar unas entradas para poder disfrutar de la obra en su plenitud en el Real. Aunque no será equiparable a la de MacMillan, creo que puede ser interesante.

Esta actividad me parece muy interesante ya que ayuda a acercar al público en general a lo que es un día a día en una compañía de ballet. Se deberían promover más estas acciones ya que el público se cree que las artes escénicas son elitistas y eso no es cierto. Todos podemos entender y disfrutar del maravilloso arte de la danza. Aquí os dejo una fotografía de Marina Jiménez y Aleix Mañé (Julieta y Romeo), esta foto es de hace un tiempo y pertenece a la CND.

Mikhailovsky Ballet en Londres – Gran triunfo de Natalia Osipova e Iván Vasiliev

El Mikhailovsky ha vuelto a Londres después de que realizasen su última visita a la ciudad inglesa en 2010. En esta ocasión han decidido traer un programa basado en clásicos como Don Quijote y Giselle. Aunque también han traído obras más desconocidas para el público occidental como es el caso de Laurencia, una obra que prácticamente solo se ha representado en zonas de la antigua URSS. Además traen consigo un ”mixed bill” (un programa variado, por así decirlo) con obras de Nacho Duato.

Hemos de decir que desde el primer momento que se anunció este tour, lo que más llamó la atención al público fueron los bailarines estrella e invitados que venían con la formación rusa a Londres. Natalia Osipova, Ivan Vasiliev, encabezan el cartel, después de su torutosa salida del Mariinsky. También junto a ellos encontramos a Leonid Sarafanov y la dulce Olesya Novikova y como bailarines invitados a Polina Semionova y Marcelo Gomes (que finalmente fue sustituído por Denis Matvienko por lesión). Todos estos nombres hicieron pensar en las grandes noches que iba a dar el Mikhailovsky en el London Coliseum

El Mikhailovsky comenzó el pasado día 31 con una función de Don Quijote de la mano de Natalia Osipova e Iván Vasiliev. Como cabía esperar, los dos artistas no iban a desencantar al público inglés en sus papeles estrella. Las redes sociales y los medios de comunicación, sobre todo especializados, se hicieron eco de la gran actuación de ambos.

Aunque he de decir que la función de anoche de Laurencia tuvo más repercusión mediática si cabía la posibilidad. Laurencia es un ballet con cierto toque quijotesco, y se requiere también esa energía y humor que Osipova y Vasiliev desbordan. En este caso la aceptación por parte del público ha sido impresionante. Anoche en cuanto acabó la función twitter empezó a llenarse de mensajes de aficionados y críticos alabando el gran espectáculo dado por ambos. Además páginas como Ballet News o Blogs como el de Gramilano se han hecho eco y además han dedicado álbumes de fotografías propias de la función de anoche. Os dejo un par pertenecientes a Gramilano:

Con relación al resto de actuaciones de la compañía, sobre todos las de Giselle, no he encontrado ninguna referencia ni opinión en las redes, con lo cual demuestra aún más cuán mediática es la pareja formada por Osipova y Vasiliev. Para terminar aquí os dejo una grabación completa de Don Quijote con Osipova y Vasiliev, que he encontrado por casualidad,para que disfrutéis con estos dos grandes artistas.

Abbagnato por fin étoile

El pasado día 27 tras su actuación en Carmen con Nicolás LeRiche, Eleonora Abbagnato fue nombrada Danseuse étoile(primera bailarina o bailarina estrella) del ballet de la Opéra National de París (BOP). He de decir que ya era hora, ya que Abbagnato fue nombrada Premier danseuse en el año 2001 y desde entonces ha adquirido un gran peso en la compañía.

En los últimos años hemos de decir que la situación de Abbagnato ha creado un tanto de controversia en el mundo del ballet. Esta ha estado realizando papeles de étoile durante muchos años, sin ser ascendida ni mediante nombramiento directo ni mediante ”Le Concours”.

En más de una ocasión se ha hecho palpable y pública la tirantez existente entre la Directora de la compañía, Brigitte LeFèvre y la bailarina italiana. Un claro ejemplo fueron las declaraciones de la bailarina a la publicación italiana Il Sole 24 Ore en las cuales decía que tenía miedo de volver al trabajo. Esto se debe a que Abbagnato en múltiples ocasiones se había quejado de la injusticia existente en el BOP a la hora de las promociones a estrella.

Esta situación vivida por la bailarina italina se ve repetida en multitud de casos en toda la compañía. A ver como afronta la misma la salida de LeFèvre en 2014. Será un soplo de aire nuevo tras casi 10 años como máximo cargo de la compañía, lo que muchos han visto como una especie de dictadura a lo balletístico.

Pero por ahora vamos a dar una gran felicitación a Abbagnato por alcanzar la ”gran meta” de llegar a ser étoile en el BOP.

Empezamos

Hola a todos!

Soy Helena y con este post empieza mi aventura en el mundo de los blogs. En primer lugar he de decir que soy una estudiante de periodismo y  mi gran pasión es el baile y en especial el clásico. Mi objetivo es poder llegar a trabajar en algo relacionado con la danza, aunque lo que más me gustaría sería poder hacer fotografía y crítica.

Llevaba ya un tiempo pensando en lo de hacer un blog, ya que estoy continuamente publicando en Facebook noticias y pequeñas reseñas de eventos a los que asisto. De esta manera puedo hacerlo más públicamente y así tampoco avasallo a mis amigos de Facebook que no estén interesados en el tema.

En este blog voy a tratar como os podréis imaginar ya a estas alturas, noticias, críticas y todo lo que pueda parecer interesante acerca del maravilloso mundo de la danza. Uno de mis hobbies es acumular gigas y gigas de grabaciones de ballet, lo cual también iré criticando y recomendando.

Espero que seáis indulgentes conmigo, ya que voy a tratar de escribir lo más a menudo y mejor posible, yo espero que este blog os guste mucho, lo visitéis mucho y que además podamos intercambiar opiniones. Ahora os dejo un impecable grand jeté de la preciosa Marianela Núñez.